martes, 11 de junio de 2013

Empanada Fácil (mis trucos y consejos)

Hola urraquit@s!

Hoy os traigo una receta muy sencilla y que seguro que casi todo el mundo ha probado a hacer alguna vez.
Así que soy consciente de que no os voy a descubrir nada nuevo, pero quiero compartir con vosotros mi forma de hacerla y los truquitos a tener en cuenta.

Y es que últimamente estoy tirando mucho de esta receta y la verdad es que a todo el mundo le gusta. Además, queda tan bonita y apetecible...


En cuanto a la masa, hoy la vamos a hacer con la de hojaldre comprada, yo la utilizo ultra congelada porque así puedo tener varias en casa e ir tirando sin que se estropeen. Pero mi consejo es que cuanto mejor sea la masa (y normalmente más cara), mejor saldrá. Hay algunas que son refrigeradas y ya vienen estiradas y todo.

En otro post os enseñaré a hacer la masa auténtica de la empanada gallega, que no es de hojaldre, sino parecida a la masa de pan.

Por lo demás, podéis hacer la empanada de bacon, carne picada, jamón, atún... De lo que más os guste. Yo hoy os doy las dos opciones que más estoy haciendo últimamente.





Estos son los ingredientes para 4-6 personas:



PREPARACIÓN:

Lo primero que hay que hacer es preparar los rellenos porque es muy importante que a la hora de hacer la empanada esté frío, el relleno no puede estar caliente porque la masa se empezaría a hacer antes de introducirla en el horno.

Ponemos agua en el fuego y cuando empiece a hervir introducimos el huevo con una pizca de sal durante 12 minutos. Después lo dejamos enfriar.

Para el relleno nº 1 no hay que hacer prácticamente nada más. Simplemente tener el pisto hecho del día de antes frío o del tiempo. El pisto podéis comprarlo hecho o hacerlo (tenéis la receta aquí).

Para el relleno nº 2 ponemos en una sartén aceite (4-5 cucharadas) y doramos un pelín los ajitos laminados, echamos la cebolla cortada en juliana y la dejamos pochar a fuego medio. Antes de que la cebolla se poche, introducimos el pimiento cortado en tiras finas y cuando esté todo casi hecho ponemos el tomate con su correspondiente cucharadita de azúcar. Vamos echando sal y pimienta al gusto en cada paso, como hacíamos en el pisto. Dejamos a fuego fuerte unos minutos y ya lo tendremos listo.

No hace falta que lo tapéis como en el pisto, ni que sea tan lento. Dejar enfriar.

Por otra parte vamos a hacer el bacon, lo colocamos envuelto en papel absorbente durante 1-2 minutos en el microondas, así eliminamos la grasa y se quedará algo más crujiente que en la sartén.


¡Vamos a montar la empanada!

Estiramos los dos trozos de masa, colocándola encima de la mesa espolvoreando un poco de harina, con ayuda de un rodillo o, como en mi caso, una botella bien enharinada también.














Truquito: Es muy importante que estiréis la masa según viene, sin doblarla ni nada. Este tipo de masa está formada por un montón de capas, tiene una forma diferente de trabajarla y si empezamos a doblarla o la hacemos una bola, la estropearíamos, la textura ya no sería la misma una vez horneada.

Cuando tengamos el grosor que queramos ya la podemos colocar en la placa del horno en el que habremos colocado previamente papel de horno. A mí me gusta la masa finita, de unos 2 mm de grosor, porque así queda más fina y se hace antes.



Cortamos los sobrantes y pinchamos un poco la lámina con un tenedor. Esto se suele hacer para que la masa no crezca demasiado en el horno, aunque en la base de la empanada no es muy necesario puesto que va a llevar el peso del relleno encima.




Truquito: Al cortar la masa, hay que tener cuidado, por la misma razón que antes. Cortad la masa de forma vertical con el cuchillo, con cortes limpios y sin estirar la masa al cortar.






Vamos colocando por capas los ingredientes ya fríos.

En primer lugar el pisto o el sofrito (intentad escurrir bien el aceite), dejando un márgen de unos 2 dedos a cada lado para que luego no se nos salga por los laterales.

En segundo lugar colocamos el atún bien repartido o el bacon y, por último, colocamos el huevo cocido en trocitos bien repartido también.


Truquito: No pongáis una capa muy alta, no es agradable encontrar más relleno que masa en una empanada.










Colocamos la segunda capa de masa encima, cortamos otra vez los sobrantes y comenzamos a cerrar los bordes. Podéis utilizar un tenedor o, si lo queréis más bonito, cerrar con ayuda de los dedos colocando uno debajo y con el otro metiendo la masa hacia dentro formando un enrollado en forma de trenza.






Ahora hay que pinchar muy bien la masa con el tenedor, por toda la parte de arriba.









Batimos el huevo y con una brocha (o un trozo de papel de cocina) vamos untando toda la empanada, bordes y todo. Esto sirve para que se nos quede doradita y brillante una vez horneada.

Truquito: Si queréis que quede más dorada aún la empanada, untad la masa sólo con la yema.






El huevo además sirve de pegamento en los bordes y para adornos que le queramos poner encima (como los sobrantes que le he puesto yo arriba)

Truquito: Para que nuestra masa esté buenísima, unta antes del huevo con el aceite que hemos escurrido de nuestro pisto o sofrito. Además, después del huevo, os aconsejo que echéis un poco de sal en escamas y unas hierbas aromáticas como tomillo, albahaca, romero... ¡Está buenísima así!







Una vez hecho esto, metemos en el horno (ya precalentado) a unos 180-200º C durante unos 25 minutos. Pero esto es mejor que lo miréis en la caja de la masa y sigáis las instrucciones del fabricante.




¡Y este es el resultado!




Tiene buena pinta, ¿eh?



Espero que lo probéis en casa, y los que ya la habéis probado, volváis a hacerlo.

¡Hasta la próxima!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...